La mantequilla de marihuana es una receta muy fácil de hacer y será la base para luego elaborar otras recetas cannabicas como pasteles, galletas , tartas, etc.
Es muy importante tener en cuenta que la calidad de la materia vegetal de partida influirá directamente en la calidad del producto final. Es imprescindible que este libre de hongos y que no tenga ningún residuo de pesticidas. Nuestros resultados nos han llevado a concluir que son las hojas cercanas al cogollo, resultado de la manicura a mano, las que mejor rendimiento dan para hacer extracciones. Del cogollo entero se hacen también excelentes extracciones pero la proporción entre cannabinoides y materia vegetal es inferior a los restos de la manicura a mano. En caso de utilizar cogollos, no es aconsejable desmenuzarlos con el grinder sino hacerlo manualmente. Con esto conseguimos que la materia vegetal no quede tan destruida y no arrastremos materia vegetal indeseada.
MATERIALES:
1/2 Kg. de Mantequilla / Embudo / Colador / Colador de tela / Olla grande / Bandeja de cristal / Recipientes para almacenar la mantequilla / Trapos de algodón (opcional) / Espátula / Papel film / Materia vegetal
PROCESO:
Proceder a hacer un primer lavado de la materia vegetal, necesario para retirar el exceso de clorofila y otras impurezas. Poner a calentar abundante agua sin dejar que hierva y añadir la materia vegetal. Mantener a fuego muy lento durante 40 minutos. Vigilar que haya abundante agua durante todo el proceso añadiendo agua caliente si hiciera falta. Retirar el agua filtrándola con la ayuda de un filtro metálico. (El primer lavado de la materia vegetal solo sirve para retirar el exceso de clorofila y otras impurezas que se disuelven en agua. Debido a que los cannabinoides no son solubles en agua, esto no afectara a la potencia de la mantequilla.)
Volver a calentar agua sin dejar que hierva y añadir la materia vegetal de nuevo. Cortar la mantequilla en trozos pequeños, para ayudar a que disuelva con más rapidez, y añadir a la olla. Dejar macerar a fuego muy lento durante 90 minutos.
Filtrar a través del embudo, el colador de tela y colador de metal, en este orden. (*Opcional: Meter la materia vegetal dentro del trapo de algodón y aplicar un torniquete, para así extraer todo el líquido que haya podido absorber. Se recomienda usar trapos de algodón 100% sin blanquear, para evitar posteriores problemas. El uso de un trapo también nos ayuda a optimizar el rendimiento, debido a que podemos aplicar la técnica del torniquete y así minimizar la perdida de mantequilla absorbida por la materia vegetal.) Dejar reposar la mezcla obtenida en el frigorífico un mínimo de 8 h para que el agua se separe de la mantequilla.
Retirar con cuidado la mantequilla que se habrá concentrado en la parte superior del recipiente debido a que tiene una densidad menor que el agua. El agua restante se desecha.
Una vez colocado el producto en sus recipientes finales aplicar un baño maría a fuego lento para que la mantequilla se derrita un poco y se adapte a su nuevo envase. Proceder al sellado con papel film y tapar.

 

 

 

 

 

 

 

¿Conoces nuestro libro sobre extracciones cannábicas?

¡Lo quiero!

Related Article

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies